El viaje no acaba nunca. Solo los viajeros acaban. E incluso éstos pueden prolongarse en memoria, en recuerdo, en relatos. El fin de un viaje es sólo el inicio de otro

JOSÉ SARAMAGO

Modelo de Acompañamiento

Nuestro enfoque se basa en cinco principios éticos:

• Brindar apoyo no médico:
Un acompañante escucha, contiene, detecta necesidades y facilita el diálogo interno sin dirigir ni intervenir hacia resultados específicos.

• Comunicación sin prejuicios.
El acompañante no impone sus valores al acompañado/a, no define a priori lo que constituye una "buena muerte". La atención se basa en los valores y objetivos del acompañado

• Enfoque centrado en la familia.
El individuo y su familia forman la unidad de acompañamiento. Buscamos generar la participación óptima de los seres queridos y todos los servicios disponibles.

• Abordaje integral:
Un acompañante reconoce los aspectos biopsicosociales y espirituales de la persona y brinda el servicio en el contexto de esta comprensión.

• Empoderamiento.
Un acompañante promueve la toma de decisiones informadas y fomenta la máxima autodeterminación para el individuo y la familia.

Un acompañante ofrece

  • Presencia.
    Es buen oyente, testigo, propicia calma, cuidado y apoyo para resolver problemas.
  • Apoyo emocional
  • Información.
    Será imparcial y basada en evidencias. Al mismo  tiempo alienta la toma de decisiones informadas, y absteniéndose de dar consejo y alentando al mismo tiempo la toma de decisiones.
  • Orientación proactiva.
    Detecta necesidades y propone recursos para abordarlas.

Hacia una cultura
del acompañamiento

EL FARO es un proyecto social en el que cada individuo puede colaborar con el crecimiento de la comunidad y, a su vez, beneficiarse del camino recorrido por los que le antecedieron. Tu aporte económico es una manera de expresar tu conformidad con nuestros principios y valores.